miércoles, 17 de octubre de 2018

Hermanos de Sangre

Continuamos con el ciclo de series, en esta ocasión con una serie un poco más larga, unos 10 capítulos: "Hermanos de sangre".


Es una serie basada en hechos reales que trata un tema de todos conocido como es la segunda guerra mundial. El día D los hombres de la compañía ISIS se lanzaron en paracaídas detrás de las lineas enemigas con el fin de apoyar el desembarco aliado en Normandía y atacar las posiciones de los alemanes en el norte de Francia. 


Esta serie es un reflejo de la cruenta realidad de lo que fue la guerra contra el imperio y la máquina de guerra nazi. 

Estos hombres de la compañía ISIS lucharon con valentía y valor para defender una forma de vida basada en la libertad, una batalla tras otra hasta conseguir vencer. Nos viene a enseñar que todas las guerras son malas , tanto para un bando como para el otro. Es recomendable para ver y aprender de los errores del pasado, no repetirlo .



Os dejo el "trailer" de la serie para que os animéis a verla.


Jose.

viernes, 12 de octubre de 2018

Trabajando la agudeza visual

Hace una semana estuvimos jugando a un juego de mesa que se llama: Lince.






 Con este juego se trabaja la agudeza visual. 
Se trata de  repartir unas tarjetas pequeñitas que encajan en un tablero que tiene el dibujo de todas las tarjetas. El que antes las identifique en el tablero ganará.






 Es un juego muy emocionante. Ese día jugamos en varias modalidades y  solos o por equipos.
Estuvimos más de una hora jugando y lo pasamos bastante bien es un juego que os recomiendo. 





Raúl Rodríguez Dosouto

miércoles, 10 de octubre de 2018

Hierbas Aromáticas

Este año plantamos en el invernadero menta y hierbabuena.
Como hemos tenido buena cosecha hemos decidido secarlas con el fin de hacer infusiones. 

En el secado utilizamos dos formas:
- la tradicional de colgar en ramilletes.

- y una segunda más moderna que es en microondas.

Para secarlas en el microondas  primero las separamos individualmente, las pusimos en un plato cubiertas con papel film y las metimos a máxima potencia hasta observar que estaban secas.

 Una vez secas las enlatamos en tarros de cristal con sus etiquetas correspondientes.


Jose.

viernes, 5 de octubre de 2018

El rincon de Mari Cruz


Hoy os traemos la primera parte de  un relato que ha compartido con nosotros una compañera.
Esperamos que os guste y gracias por este regalo Mari Cruz. 





Gané hace muchos años un concurso de 50 líneas en gallego, un diploma de honor por un dibujo y un concurso de diseño.

Esta novela está dedicada a todas las chicas del centro de día: Marisa, Sonia, Montse, Teresa, al jefe D. José, a la jefa Dña Ana y en especial a mi hija Ivette, a toda mi familia y amigos.
Yo no pretendo ser Rosalía de Castro ni Miguel de Cervantes Saavedra, solo que paséis un rato agradable leyendo.

Mari Cruz


Para Nieves, Conchita, Ana Ángeles, Laura, José, Zaida, las dos Sonias, que todos nos hemos ayudado mutuamente y también al desaparecido Santiago.

EL TREN



Esto sucedió en Granada hace bastantes años. Un joven de 20 años y una chica de 18, se subieron al mismo vagón.
 Él muy atento, le cogió la mano al subir, cosa que ella agradeció, una vez sentados y acomodados no sabían como romper el hielo, entonces él increpó:
- ¿cómo te llamas?
- Ivette, dijo ella, significa Beatriz.
- bonito nombre.
- ¿y tú cómo te llamas?
- yo me llamo Israel.
- que nombre más original parece como de un ángel o algo así.

Siguieron conversando largo rato pero ninguno de los dos hablaba de los amoríos que hubieran tenido.
Sus ojos eran cómplices de un sentimiento que empezaba a aflorar entre los 2, un sentimiento puro de adolescentes que no habían  conocido  el amor.
Israel era blanco de tez, moreno de cabello, ligeramente largo y los ojos verdes. 
Ella tenía una melena rizada y pelirroja, que le llegaba hasta la rodilla y unos ojillos azules con unas pequitas que le hacían parecer un poquillo traviesa.

- ¿a dónde vas? le preguntó a ella.
- a Londres a estudiar química.
- yo voy a estudiar derecho. Dijo Israel, también a Londres, pero...
- tengo miedo a suspender...
- no te preocupes, yo sacaba muy buenas notas  en química.

El tren continuaba su viaje, cuando Ivette se fijó y dijo:
- mira un ciervo, ¿te gustan los animales?.
- Sí.
-  a mi también, me gustaría  tener un perrito y un gatito.

Él le acarició lentamente la mejilla y ella se sonrojó. Se gustaban no lo podían negar, ella le preguntó: 
- Un chico como tu habrá tenido muchas novias.
- Ninguna
-  yo tampoco. 
A ninguno de los dos los habían besado. 
- No te apenes, dijo Israel, un día de estos te robaré un beso.

Sus ojos en su mirar eran poesía, se imaginaban cogidos de la mano y eso era prosa poética,  cuando ella se imaginaba un beso de él no dejaba de ser poesía, los besos que precedían a los abrazos como dijo un gran poeta, poesía eres tú.

Él  le hablaba así:
Tu piel de muñeca pecosa, parece porcelana nacarada.




Ella iba con un vestido de encaje blanco y amarillo hasta los pies y un bolso haciendo juego y también llevaba unas marquesitas blancas, él llevaba unos vaqueros lavados a la piedra.

Ambos eran altos y esbeltos, sus miradas los delataban. Ella coqueta, se dejó caer de un lado su tremenda melena. Él le dio un beso en la mejilla y siguieron conversando. Todavía les quedaba   mucho trecho  para llegar a Inglaterra.

- Un días de éstos  te robaré un beso, dijo él.
- O yo a ti, dijo ella.
- Sabes que Roma  al revés es amor, dijo él
- pues nunca lo había pensado pero es verdad.

Empezaban  a tirarse los tejos de forma descarada y aunque ella era algo tímida también  pecaba de  picarona, en un momento en el que llevaban dos horas en el tren, en un  arranque repentino  de pasión, la agarró muy lentamente por el cuello y acariciándole el pelo, la besó en la frente y luego en la boca, ella sintió un golpe en el estómago y él le dijo
- no tengas miedo.

Esas mariposas que se suelen sentir en el estómago se extendieron por todo el cuerpo, sueño e idílico de dos jóvenes que nunca habían conocido el amor y ahora empezaba a quererse.
Dentro de sus corazones se liberaban miles de estelas de luz y de calor, una explosión que despierta el granito. Algún día él le regalaría diamantes.

Tanto él como ella, no sabían lo que les depararía el destino, solo sabían que querían estar juntos el resto de sus vidas.
Aunque no podían  leerse el pensamiento los dos pensaban en el glorioso día en que harían el amor.


Aunque faltaba mucho trayecto para llegar a Londres,  ellos mataban el tiempo hablando y mirando el paisaje.
- Mira, dijo Ivette, cuántos arboles, me gustaría verlos cubiertos de nieve, cuántas mariposas  de todos los colores y qué grandes
- no me gustan los coleccionistas  de mariposas.
- a mi tampoco, asintió Israel.

Sus ojillos de adolescentes, rechazaban mirarse a los ojos. 
- Mira, dijo ella, cuántas palomas blancas, sus mensajes de la paz, ¿te acuerdas de la gaviota que murió en mi ventana con el corazón hacia adentro? no se si te lo he contado.
-¡Qué cosas mas extrañas ocurren! dijo Israel, cambiando de tema,
¿te gusta Rosalía?
- por supuesto dijo ella.
- te voy a leer algo que escribí sobre ella, es todo fantasía y dice así.:

"a Rosalía"

de la más pura gota de lluvia, cuando las estrellas brillan con fulgor, fue a dar un rosal florido con flores multicolor, de la rama más alta del rosal, escuchó una vocecilla  que decía así:


- ¡ay campanilla, he visto caer la gota de agua en la rosa blanca; ahí está la niña a la que pondremos por nombre Rosalía.

 El nombre se lo puso la rosa  más grande del rosal, en convenio con campanilla, Rosalía se alimentaba del néctar de las flores y cuando fue más grande  de frutas silvestres.
La rosa más grande le enseñó a leer y a escribir. Escribió un poema a los  9 añitos que decía así: 

"La nieve"

La nieve, blanca y pura como la flor de Lis, adorna el dulce paisaje de las bellas praderas y en la eterna armonía del día para encanto, amor, paz y alegría, a la puesta del sol hemos visto la nieve, tan hermosa y tan pura que parece que brilla su encanto, junto a un riachuelo, deshaciéndose en hielo crece en espesor y anhelo.


Ivette le escribió una canción a Israel:

"La Paloma"

Desliza tus cabellos sobre mi regazo y deja que tus destellos cubran de luz la noche somnolienta, que el manto negro del cielo, refleje las estrellas en tus ojos claros y dime a cuál de ellas le has robado su brillar.
Despierta mi amor al alba, al abrir tus ojos que se ilumine la noche con tu mirar, mientras mueves las alas tu paloma llama y 
llévame en tu cola hacia la cumbre, acaríciame, con tu severa voz y
curáme como cura las sirenas a los duendes, ven conmigo a volar 
sirena clara, y déjame galopar en tus entrañas.

Vida y calor, un buen día, cruzando tierras y buscando el mar en busca del soñado bienestar, no lejos  sobre el lomo de los montes, hace guiños al sol alegremente tiñiendo de carmesí y de oro puro, nubecillas sonrientes.
(esto no es mio, lo escribió  mi marido que en paz descanse. Ricardo Araújo).



Continuaremos con este relato en otra próxima entrada. 














jueves, 27 de septiembre de 2018

Empanadas "Estilo Fran"



   O segredo está no amasado.



   Esta semana volvemos cociñar menú de empanada galega. Desta volta tocou unha de atún que acompañamos de pementos de Herbón e un chisco de pan feito no forno da casa. De postre preparamos un flan de nectarinas e ovos moi sinxelo e saboroso.




   Cada vez que Fran pode preparar a masa da empanada quédanos máis claro que o toque distintivo é o amasado porque os ingredientes son ben básicos: unha boa fariña de panadeiro, fermento, auga e un chisco de sal. Parece que o segredo é amasar na xusta medida e cunha técnica ben depurada.



   Mentres a masa fermentaba Asun e Martín prepararon o recheo fritindo cebola, pementos e atún ata que se mesturaron tódolos sabores. Logo estiramos a masa e ao forno uns 35-40 minutos a temperatura media para que a empanada quede ben dourada.



   O outro cociñeiro foi o encargado de fritir os pementos e ¡a comer! que é a mellor recompensa despois de pasar un bo anaco cociñando.

   Non podemos rematar sen poñer unha foto da sobremesa porque aínda que é un postre de "froita que temos sobra pola casa" queda exquisito.



   Faise con 3 ovos, 3 nectarinas peladas, 200 ml de tona, 200 ml de leite, todo triturado e cociñado 15-20 minutos no microondas a máxima potencia. Para unha apurada é perfecto.




viernes, 21 de septiembre de 2018

Día de verano con visita turística



   El martes 18 de septiembre nos fuimos de excursión a Marín. La excursión estuvo dividida en tres actividades.




   La primera fue por la mañana a las 12 horas. En ella estuvimos de visita en la Escuela Naval Militar de Marín. Allí nos enseñaron las instalaciones en las que vimos un poco de todo lo que sucede allí. Nos mostraron armas, barcos,  helicópteros y nos fijamos mucho en el personal. Los alumnos de primero iban corriendo y cantando a todas partes, esto nos llamó mucho la atención. Nos enseñaron un mástil que era una réplica de Juan Sebastián Elcano. Constantemente había una marinero que era una mujer que nos pasaba la información de lo que íbamos viendo.






















   A las 14h nos pusimos a comer y encima era abundante la comida y sabrosa. En cada bolsa de comer venía 2 bocadillos 2 piezas de fruta y bebida.  Después de comer fuimos a tomar café a una cafetería invitados por los terapeutas. Alguno se comió un helado o una CocaCola.













   A las 15:00h nos fuimos a la playa aunque había bastante niebla. Fuimos caminando desde la playa de Portocelo a la de Mogor y finalmente el sol salió sobre las cuatro de la tarde. 
   Entre los paseos y los baños (os digo los "baños" por decir porque se bañó muy poca gente ya que no estaba el día para más). 







   Serían cerca de las 17:00h cuando nos pusimos a jugar a las cartas que nos duró la partida mas de una hora y media. Algunos nos animamos a visitar unos Petroglifos que hay justo encima de la playa de Mogor.











   Nos vestimos y cogimos el autobús. De camino a Ourense hicimos una parada en la Cañiza para merendar y "visitar el baño".









   A las 20,30 estábamos de vuelta y aquí finalizó el viaje.







   Al viaje le daremos un 8 de nota. Los terapeutas se portaron bien y nosotros mejor.    






Raúl Rodríguez Dosouto